Los “outsiders”

El ingreso de David Goffin en el top-10 mundial, tras su final de Rotterdam ante el francés J-Wilfried Tsonga, ha provocado que los cuatro principales tenistas confirmados para disputar el Barcelona Open Banc Sabadell 2017 estén entre los 10 mejores del mundo. Kei Nishikori es desde hace mucho tiempo uno de los cinco mejores, Rafa Nadal ha recuperado posiciones tras su brillante comienzo de temporada y Dominic Thiem se mantiene firme en el selecto club de los 10 grandes del tenis ATP, al que llegó en verano de 2016.

Thiem fue uno de los jugadores más brillantes de la pasada temporada, vencedor en cuatro torneos, clasificado para las finales del ATP World Tour en Londres y por vez primera integrante del top-10 del tenis mundial. Y todo a los 23 años. Es una de las grandes esperanzas del tenis.

Si hasta 2015 sólo había triunfado en torneos disputado en tierra, Thiem ha quitado la razón a quienes le veían como un “terrícola” y a lo largo de 2016 ha conquistado un título en hierba (Stuttgart) y otro en pista dura (Acapulco), además de los de Niza, y Buenos Aires, que se disputan en arcilla. Un todo terreno imparable que ha llegado a las 58 victorias en el circuito, lo que le ha valido superar los 3 millones de dólares en premios.

Los mejores aficionados recordarán que en 2014 avanzó en la previa y, tras batir a Radek Stepanek y Marcel Granollers, cayó en octavos de final frente al que sería el finalista de esa edición, Santiago Giraldo. Y en 2015 tuvo menor fortuna y sucumbió en la primera ronda ante el veterano Víctor Estrella.

Sin victorias en 2015 y 2016, la regularidad le ha proporcionado a Goffin una posición de privilegio en el ranking mundial. La misma regularidad que le ha permitido acceder al top-10 tras las finales de Sofía y Rotterdam de este invierno.  El tenista belga es uno de los tenistas contra el que pocos quieren enfrentarse, ya que saben de sus habilidades y del potencial que posee. En la exhibición previa a esta temporada, en Abu Dhabi, batió nada menos que a Andy Murray, número 1 del mundo, y disputó la final frente a Rafa Nadal.

Goffin únicamente ha jugado en una ocasión en el Barcelona Open Banc Sabadell. Fue en 2012 y tras avanzar en la fase previa, tropezó con Pablo Andújar, que le sacó del cuadro en la primera ronda.