Un club centenario

La Primera Exposición Internacional de Barcelona, celebrada en 1898, tuvo mucho que ver con el nacimiento del Real Club de Tenis Barcelona-1899. El auge industrial y comercial que generó el certamen atrajo a muchas familias extranjeras a instalarse en la ciudad, y como consecuencia empezó a crecer la afición a algunos deportes que ya gozaban de enorme prestigio en sus países de origen.

Así, un año después, en 1899, coincidiendo con la fundación del FC Barcelona a cargo del suizo Hans Gamper, varias familias inglesas, los Witty, Parsons, Leask, Park, Shields o Bartows, crearon en el mes de abril, bajo la presidencia del cónsul de Gran Bretaña, el Barcelona Lawn Tennis Club, primera denominación de un club que es una de las grandes instituciones de la ciudad y que con los años consolidaría en el mapa del tenis uno de los torneos de más prestigio del mundo, el Trofeo Conde de Godó, actualmente Barcelona Open Banc Sabadell.

El crecimiento de la masa social obligó con los años a un traslado forzoso desde los locales de la calle Ganduxer, la primera sede de la entidad, hasta las actuales instalaciones de Pedralbes, que en un principio contaban con nueve pistas.

En los cincuenta se crea el torneo, en los sesenta la pista central del club se convierte en la pista talismán del tenis español por las victorias del equipo español en la Copa Davis, más tarde se crea en el club la primera escuela de tenis de España y en 1999 se celebra el centenario de la institución y recibe el reconocimiento de S.A.R. el Rey Don Juan Carlos.

Con el siglo XXI llegan nuevas mejoras para los socios y el club entra en una dimensión hasta entonces desconocida con la inauguración de un soberbio edificio denominado Sports Center (2009) y la apertura de un parking privado (2010) situado en un antiguo huerto del vecino colegio de los Caputxins de Sarrià.