Tsitsipas no da opción a Auger y luchará por un puesto en la final ante Sinner

El vendaval Stefanos Tsitsipas, que viene arrasando desde su triunfo en el Masters 1.000 de Montecarlo, se llevó por delante a Felix Auger-Aliassime sin que este pudiese oponer resistencia. Con un 6-3, 6-3 firmó otro triunfo, el octavo consecutivo, y sigue sin ceder un solo set (lleva ganados 15 de 15). Su dominio aplastante apunta alto, el título del Barcelona Open Banc Sabadell. Un trofeo que se le resistió en 2017 cuando cedió en la final ante el rey indiscutible de la tierra barcelonesa, Rafa Nadal.

El heleno llegaba a la cita como claro favorito. De sus cinco enfrentamientos anteriores, en los tres últimos salió victorioso. Por su parte, el canadiense se veía con opciones después de contar con el apoyo adicional de Toni Nadal, que le ayuda en la parte técnica durante la gira de tierra batida. El intercambio de golpes desde el fondo de la pista benefició a un Tsitsipas que trató de ser agresivo desde el principio. Su potente servicio le valió de seguro de vida mientras en los restos lo apostó todo a golpes ganadores. La primera manga se resolvió con un 6-3 tan claro como contundente y con la misma inercia se adentraron en el segundo set.

Tsitsipas siguió a los suyo, deslizándose sobre la pista y haciendo bailar a Auger a su antojo. A sus 22 años, el griego ya no sorprende a nadie por su nivel. Es el número 5 del Fedex ranking ATP y en 2019 conquistó las Nitto ATP Finals. El segundo set se cerró con otro 6-3 y buscará un puesto en la final ante el italiano Jannik Sinner, que venció al tercer cabeza de serie del torneo, Andrey Rublev, por 6-2, 7-6(6).

PATROCINADORES PRINCIPALES

PATROCINADORES

COLABORADORES

MEDIA PARTNERS