Las otras finales de Rafa

Todo el mundo está pendiente de la gran final de hoy entre Nadal y Tsitsipas. Y todo el mundo recuerda lo que pasó entre la final entre ambos de 2018, en la que un más que sorprendente Tsitsipas nada pudo hacer ante el poderío que demostró Nadal, una vez más, cuando se trata de jugar el partido definitivo ante su público. ¿Algo parecido ocurrió en las otras finales?

En 2005 el ciclón Nadal llegó a su club tras imponerse en Brasil, Acapulco y Montecarlo. Su víctima en la gran final, Juan Carlos Ferrero, se inclinó ante la estrella emergente procedente de Manacor. Algo parecido le ocurrió a Tommy Robredo en 2006 en la última final que se celebraría al mejor de cinco sets, aunque Nadal sólo necesitaría tres para hacerse de nuevo con el trofeo. El argentino Cañas fue el digno derrotado en 2007 antes de dar paso a las finales entre Nadal y David Ferrer, que fueron los contrincantes de la jornada dominical en 2008, 2009, 2011 y 2012. En la de 2008 cabe reseñar que el hoy director del Barcelona Open Banc Sabadell logró arrancarle un set a Nadal, la única manga que ha dejado escapar en sus once finales disputadas.

Nico Almagro hizo un enorme torneo en 2013 y se plantó en la gran final de 2013… aunque tampoco pudo doblegar a su compatriota. La de 2016 ante Kei Nishikori fue la de la ‘reconquista’, ya que Rafa no había podido presentarse en la final ni en 2015 ni en 2014. Y en 2017, antes de la mencionada final entre Nadal y Tsitsipas, le tocó a Dominic Thiem ver cómo Nadal se adueñaba de cada esquina de la pista central para llevarse a casa el trofeo.

Balance total, en esas finales: 24 sets ganados, sólo uno perdido. 81 juegos a favor y sólo 35 encajados. Hoy es el turno de confirmar la alternativa que supone el enorme crecimiento de Tsitsipas… o de tener que aumentar el cajón de los mejores recuerdos de un tenista único.

PATROCINADORES PRINCIPALES

PATROCINADORES

COLABORADORES

MEDIA PARTNERS