Carreño, casi seis horas por unas semifinales

Es jugador del RCTB. Conoce los entresijos del club y del torneo, que con la presente edición ya ha disputado diez veces. Pero la de hoy, seguro, es de esas victorias que Pablo Carreño no olvidará. Porque en juego había, nada menos, unas semifinales. Porque tenía enfrente a Casper Ruud, segundo máximo favorito del torneo. Porque encima ha tenido que remontar una primera manga que se llevó el tenista noruego. Y porque previamente tuvo que doblegar a Lorenzo Sonego, jugador que también le exigió una tercera manga, por lo que el puesto en las semifinales de mañana le han costado al jugador asturiano, en un solo día, 5 horas y 44 minutos de juego.

Se trata de un premio más que merecido a uno de esos tenistas que siempre lo da todo en cada partido y que, sin aspavientos ni malas formas, encaja esas veces en las que no llega a desplegar su juego como le gustaría. 

Y mañana, enfrente, Diego Schwartzman, otro gladiador de la tierra batida. Cabeza de serie número seis en este caso. Y jugador que ha sido capaz de doblegar a Carreño, aunque fuera en pista dura. Porque sobre polvo de ladrillo ya se vieron precisamente el año pasado en el Barcelona Open Banc Sabadell, cuando Carreño se impuso tras tres igualadas mangas. El duelo, por tanto y de altísima altura, está servido.

PATROCINADORES PRINCIPALES

PATROCINADORES

COLABORADORES

MEDIA PARTNERS