Alcaraz saca lo mejor de su arsenal para llevarse el título

Parecía que, después de una extenuante semifinal, de 3 horas y 39 minutos de duración, Carlos Alcaraz no quería o no podía disputar una larga final. Así que sacó todo lo mejor de su arsenal y, en una hora y cinco minutos, se ha convertido en el nuevo campeón del Barcelona Open Banc Sabadell. Muchos de los aficionados que han perseverado día tras día intentando seguir las evoluciones de Alcaraz, que ha tenido que regatear la lluvia como ha podido, se llevan el recuerdo de un gran torneo, una gran final y un gran campeón.  

Papel enorme de Pablo Carreño, jugador del RCTB-1899 y que en la décima vez que disputaba el torneo frente a los suyos ha cumplido con su papel de favorito y ha dado un salto cualitativo, ya que nunca había disputado hasta ahora la gran final. Viendo el tenis y el carácter del tenista asturiano, a buen seguro que el apellido Carreño volverá a aparecer en las quinielas de los favoritos a alzar el gran trofeo Conde de Godó.

Nunca había ganado Alcaraz un partido en la fase final del Barcelona Open Banc Sabadell y esta vez ha cosechado cinco triunfos consecutivos, con los que ha conseguido su tercer gran torneo en lo que llevamos de temporada, tras los títulos conseguidos en Río de Janeiro y en el Masters 1000 en Miami. La responsabilidad, los focos y la presión que ha tenido que soportar durante toda la semana no ha podido con los quilates ofrecidos por el tenista murciano.

Tras la contundente victoria por parte del que era, “sólo” y a priori, el quinto máximo favorito del torneo, ahora todos se hacen la misma pregunta: ¿Dónde está el techo de Alcaraz? 

PATROCINADORES PRINCIPALES

PATROCINADORES

COLABORADORES

MEDIA PARTNERS