Asombroso Pablo Andújar, en sus primeros octavos de final de un Grand Slam a los 33 años | Barcelona Open Banc Sabadell
01/09/2019

Asombroso Pablo Andújar, en sus primeros octavos de final de un Grand Slam a los 33 años

A sus 33 años, Pablo Andújar ha conseguido clasificarse por vez primera para disputar la segunda semana de uno de los grandes. Está en los octavos de final del Open USA, la ronda de los 16 últimos, después de haber eliminado sucesivamente a Kyle Edmund, Lorenzo Sonego y Alexander Bublik. El discípulo de Carlos Calderón espera ahora lleno de ilusión su encuentro ante Gael Monfils por un puesto en los cuartos de final del último Grand Slam de la temporada.

Andújar llegó a New York con apenas dos victorias en pista dura en 2019. Instalado de nuevo en el top-100 desde finales del pasado año, el tenista conquense, finalista en el Barcelona Open Banc Sabadell de 2015, se vuelve a sentir físicamente colmado y muy optimista ante su futuro inmediato.

Empezó el año pasado en el puesto 1.800 del ranking ATP como consecuencia de una durísima etapa de 13 meses vivida como deportista de alto nivel en la que tuvo que pasar tres veces por el quirófano para operarse el codo con tres diferentes doctores.

Andújar pensó en la retirada del tenis si a la tercera tentativa no se encontraba una solución para su lesión. Era su última oportunidad.

En invierno de ese año pudo volver a las pistas de tenis, pero no como un auténtico profesional. Perdió cinco de sus primeros seis partidos en el circuito, pero no se desesperó. El inmenso trabajo que estuvo realizando dio sus frutos a los pocos meses en el challenger de Juan Carlos Ferrero y en el ATP 250 de Marrakech, en los que impuso su clase y determinación. Ya era el 598 del ranking mundial.

Este año volvió a disputar la final del torneo marroquí y a ganar de nuevo en Alicante, pero su verdadero momento de gloria ha llegado en este Open USA, en el que se muestra pletórico de fuerza y, sobre todo, de salud. Frente al kazajo Bublik perdió tan solo nueve juegos.

“Es muy grande. Ha jugado un gran tenis. Me superó en todos los momentos del partido. Lo devolvía todo y fue muy sólido. Siempre que subí a la red me superó desde el fondo de la pista. Ha jugado muy bien”, comentó Bublik al concluir el partido.

”Si alguien me dice que aún estaría en el torneo, sinceramente no le hubiera creído. Es increíble. Es algo que aún no me puedo creer”, ha explicado el jugador español.

Ferrero, su ídolo de niño y finalista en New York en 2003, lo define muy bien: ““Es una persona súper agradable y súper trabajador, y siempre tuve y tengo muy buenas palabras sobre él. Estoy muy feliz de verlo tener este resultado. Pablo es súper motivador, y son muchas las personas que creen que después de las lesiones todo puede volver a una forma normal de trabajo y resultados". 

Ante esta declaración del ex número 1 del mundo a atp.com, Andújar no pudo decir más que : “Sin comentarios”.