David Ferrer se convierte en el sexto director del torneo en sus 67 años de existencia | Barcelona Open Banc Sabadell
26/09/2019

David Ferrer se convierte en el sexto director del torneo en sus 67 años de existencia

David Ferrer será el sexto director del Trofeo Conde de Godó. En los 67 años de existencia del torneo, que hoy se conoce como Barcelona Open Banc Sabadell, únicamente media docena de personas han tenido el privilegio de dirigir su organización. Ferrer, cuya incorporación se producirá en breve, será el máximo responsable deportivo de la próxima edición del torneo, que será la 68.

La lista de directores del histórico torneo de tenis es la siguiente:

1953, Buenaventura Plaja 

1954-1983, Miguel Lerín 

1984, Salvador Vidal 

1985-2008, Sixte Cambra

2009-2019, Albert Costa

2020, David Ferrer

El primer director no fue tal. Buenaventura Plaja era el juez árbitro de la competición, que se celebró entre el 3 y el 7 de junio de 1953, pero desde su posición de primera autoridad en el terreno deportivo cabe considerarlo como el legítimo director del torneo. Algo parecido sucede con el segundo de la lista, Miguel Lerín, que ocupó asimismo las dos responsabilidades, primero la de juez árbitro y más tarde la de director.

En los años 80 ya no hubo ninguna duda y la parte de la competición tuvo sus propios responsables de acuerdo con las cada vez más específicas observaciones de la ATP. Salvador Vidal y, sobre todo, Sixte Cambra, hermano del actual presidente del Real Club Tenis Barcelona, que estuvo al frente del evento con resultados inmejorables nada menos que 33 años, fueron los directores de finales del siglo XX.

A Cambra le sucedió Albert Costa en 2009, en pleno auge de la era Rafa Nadal. Costa, que como jugador tuvo el honor de ganar el título en una ocasión, fue el artífice de la etapa de mayor prestigio del Barcelona Open Banc Sabadell, torneo al que la ATP premió en tres temporadas con los galardones a la excelencia en el trato a los jugadores, en la transformación del club deportivo en una instalación de alta competición internacional y en la comunicación. 

Sin ningún título de campeón en Barcelona, pero con cuatro finales disputadas, llega ahora Ferrer, que tiene ante sí el reto de mantener el elevado nivel que ha alcanzado la organización tras 67 años de esfuerzo y dedicación. Va a contar con el apoyo de un gran equipo profesional y de un club modélico que ya ha celebrado sus primeros 120 años de existencia y confía en que el Barcelona Open Banc Sabadell se mantenga entre los torneos más prestigiosos del circuito.