Duckhee Lee hace historia al convertirse en el primer tenista sordo en ganar un partido del circuito ATP | Barcelona Open Banc Sabadell
20/08/2019

Duckhee Lee hace historia al convertirse en el primer tenista sordo en ganar un partido del circuito ATP

Cuando era niño, Duckhee Lee fue constantemente intimidado por otros niños que se burlaban de que pudiera lograr su sueño de llegar a ser tenista profesional. El surcoreano de 21 años demostró firmemente que sus detractores se equivocaron anoche en la primera ronda del ATP 250 de Winston-Salem derrotando al finlandés Henri Laaksonen 7-6, 6-1 para convertirse en el primer jugador sordo en ganar un partido del circuito ATP Tour.

“La gente se burló de mí por mi discapacidad. Me dijeron que no debería estar jugando -dijo Lee-. Definitivamente fue difícil, pero mis amigos y familiares me ayudaron a superarlo. Quería mostrarles a todos que podía hacer esto. Y ahora mi mensaje para las personas con discapacidad auditiva es no desanimarse. Si te esfuerzas, puedes hacer cualquier cosa”.

Así recoge la página web de la ATP la hazaña de Lee, convertido en la gran sensación del torneo previo al Open USA. Y lo hace en la primera página de ese portal situando al tenista coreano como el gran protagonista del principal titular del día. Su próximo rival, de mucha más entidad, será el polaco Hubert Hurkacz. El partido se jugará esta noche.

El artículo recoge impresiones de algunos de los grandes del circuito tratando de ponerse en la situación de tenista de Jecheon:

Tennys Sandgren: "Lo vencí hace unos años y se me acercó un traductor de Google después del partido y me dijo ¿Cuáles son mis debilidades? Sinceramente, para alguien que es sordo y no habla bien inglés, exponerse así ... ¡No lo haría! Fue realmente genial. Aprendes mucho acerca de cómo tu oponente golpea la pelota en función del sonido del disparo. Si no puedes escucharlo ... Tienes que tener una habilidad loca y un talento loco".

Andy Murray: “Es como jugar con los auriculares puestos. Es increíblemente difícil aumentar la velocidad de la pelota, el giro que sale de la raqueta ... Usamos mucho nuestros oídos para recoger las cosas. Obviamente es una gran desventaja, por lo que poder hacer lo que está haciendo es un gran esfuerzo".

Cuando un mal funcionamiento del marcador en 5-1 en el segundo set ante Laaksonen le mostró 40-15 cuando el marcador era en realidad 30-15, Lee no pudo comunicarse con el juez de silla o entender las respuestas del árbitro. Ambos se encontraron en una breve parada, inseguros de cómo proceder. Un voluntario del torneo levantó tres dedos para indicar "30", lo que él entendió.

Lee no sabe el lenguaje de señas porque le enseñaron a leer los labios en coreano cuando era niño. Sin embargo, su discurso no siempre es claro para los hablantes nativos. Durante su entrevista posterior al partido, un voluntario del torneo tradujo preguntas en inglés en coreano a su prometida, Soopin, y ella se las dio a Lee. Luego respondió a Soopin, quien le aclaró las respuestas en coreano al traductor, y la respuesta final se envió a los reporteros locales en inglés.

Lee, descubierto gracias a las operaciones de desarrollo de la federación internacional en países como Corea del Sur, jugó su primer torneo a los 14 años. Después de jugar casi exclusivamente en Asia, comenzó a viajar a otros continentes hace tres años. En 2016 disputó su primera final del ATP Challenger Tour en Little Rock.  

Como gran promesa, Lee ha participado en 36 torneos de la categoría Future ITF. Llegó a la final en siete y ganó cinco.

Se trata de un jugador bajo para el tenis actual (1,75 m), diestro y del que destacan los observadores su gran resto contra el servicio del adversario. Ocupa esta semana el puesto 212 del ranking mundial. Y desde hoy ya es historia del tenis.