El joven que quiere reinar | Barcelona Open Banc Sabadell
10/04/2019

El joven que quiere reinar

La nueva joya del tenista mundial se llama Denis Shapovalov, tiene 20 años (los cumple el lunes) y muestra una madurez impropia de su edad. Ya nadie discute que su tenis parece destinado a ocupar una de las primeras plazas del ranking ATP, incluso a liderarlo en un futuro no muy lejano.  En la actualidad ocupa la 20ª posición. El canadiense es uno de los más firmes baluartes de la nueva generación llamada a sustituir a los Nadal, Djokovic, Federer… La NextGen ya está aquí. Y es una realidad. Ha venido para quedarse…

Shapovalov, pese a ser hijo de padres rusos (Viktor y Tessa), nació en Tel Aviv (israel). Sus progenitores emigraron a ese país tras el desmoronamiento de la extinta Unión Soviética. Poco tiempo después, su familia emigró a Ontario, Canadá. Denis apenas tenía 1 año de edad. Con 5 ya tuvo una raqueta entre sus manos. Y desde aquellos primeros raquetazos al momento actual, su proyección ha sido meteórica.

En enero de 2015, siendo aún júnior, alcanzó la segunda ronda del Open de Australia, primer Grand Slam de la temporada. El mensaje que envió al mundo fue nítido y rotundo: no sólo tenía ambición sino también un talento inconmensurable. Un año después, llegó a las semifinales del torneo júnior de Roland Garros y pocas semanas después alcanzó la victoria en Wimbledon, también en la categoría júnior, tras derrotar a Alex de Miñaur. Por fin, su nombre apareció en todos los periódicos del mundo.

Fruto de esos resultados, recibió una invitación para participar en Toronto y eliminó en tres sets a Nick Kyrgios, que en aquel momento ocupaba el puesto 19 en el ranking de la ATP. Esa fue su primera victoria en un torneo Masters 1.000. Minutos después se plantó en una abarrotada sala de prensa y sorprendió a los periodistas por su desparpajo. “Mi meta es que un buen número de niños canadienses coja una raqueta de tenis en lugar de un stick de hockey hielo”, dijo.  

En 2017, con solo 18 años de edad, consolidó su incipiente prestigio al alcanzar las semifinales de Montreal. Por el camino dejó eliminados a Juan Martín del Potro y al número 1 del ranking ATP, Rafa Nadal. ‘Shapo’ se convirtió en el jugador más joven de la historia en alcanzar una penúltima ronda en un torneo Masters 1.000. 

Una sola mancha en su carrera: con apenas 17 años y siendo el 251 del ranking envió una bola envenenada y a destiempo que fue a impactar en el rostro del juez de silla Arnaud Gabas. Shapovalov disputaba el punto definitivo de la eliminatoria de Copa Davis entre Canadá y Gran Bretaña. Pese a que las imágenes demostraron que no hubo intencionalidad por su parte, esa acción supuso la eliminación inmediata del equipo norteamericano.

En un momento en el que jugadores como Tomic o Kyrgios afirman sin pudor alguno que no sienten amor por este deporte y que solo juegan por dinero, Denis Shapovalov se erige en la alternativa a esa visión mercantilista del tenis: “Ya desde que era un crío quería jugar. Amo el tenis. Quiero cambiar el rumbo de este deporte, no sólo en Canadá sino también en toda América. Creo que voy en la buena dirección y espero poder hacerlo”.