Frances Tiafoe, el elegido | Barcelona Open Banc Sabadell
15/04/2019

Frances Tiafoe, el elegido

“¡Jesus…!”, exclama a cada bola que yerra. ¡”Ohhhh….!”, lamenta poco después. Frances Tiafoe, la nueva y reluciente estrella del tenista estadounidense, es la primera de las grandes figuras del Barcelona Open Banc Sabadell que se ha entrenado en las pistas del RCTB. El de Maryland, de 21 años, de ascendencia sierraleonesa, se ha mostrado hoy muy satisfecho de sus primeras horas en la Ciudad Condal: “He visto muy poco, pero lo poco que he visto me ha gustado mucho”. También tiene palabras de elogio sobre el estado de las pistas y, en general, del Real Club Tenis Barcelona: “Mi primer contacto con la arcilla de Barcelona ha sido satisfactorio. Son lentas, están muy bien cuidadas… Me permiten dibujar el tenis, algo que no puedo hacer en cemento u otro tipo de superficies donde todo pasa demasiado rápido”.

Es ambicioso: “Estoy en buena forma y, después de alcanzar los cuartos de final en Australia y Miami, no me pongo límites. ¿El título? Sí, por qué no. Ese es mi objetivo. Vengo a ganar”. Y se deshace en elogios sobre Rafa Nadal: “¡Qué puedo decir de é! Que siga jugando a su nivel habitual después de tantos años es alucinante”.  

“Frances es el elegido”, exclamó Patrick McEnroe hace cuatro años al ver cómo Tiafoe, la gran esperanza del tenis USA para volver a ser una potencia en este deporte, vencía con 15 años en la Orange Bowl. El hermano de John McEnroe, entonces presidente de la federación de tenis de ese país, la USTA, quedó conmocionado por el modo en que Frances logró aquella victoria que venía a confirmar las expectativas que su dominio del juego había levantado.

Con los años, Tiafoe se ha convertido en una extraordinaria realidad situada inmediatamente detrás de John Isner, el absoluto dominador del ranking USA en esta década, en el escalafón del tenis estadounidense. Tiafoe, que este año ha pisado los cuartos de final del Open de Australia y del Miami Open, uno de los Masters 1.000 más destacados del calendario, es ya un asiduo del top-30 desde que lograra franquear esa barrera a finales del mes de enero de este año.

Tiafoe comenzó a jugar a tenis a los 3 años. Su padre, que fue progresando con tenacidad y esfuerzo y acabó siendo el director de mantenimiento de un centro de entrenamiento en College Park, fue quien le ayudó a él y a su hermano gemelo Franklin a que se interesaran por este deporte.

En 2017 dejó de jugar en los torneos challengers (se llevó los títulos de Aix-en-Provence y Sarasota) y se incorporó al circuito ATP, logrando ganar un partido en Wimbledon, ante Robin Haase. Al año siguiente alzó su primer trofeo en Delray Beach y acabó la temporada en el puesto 39 del ranking mundial, 40 lugares mejor que 12 meses antes.

Fan de los Washington Wizards de la NBA, pero admirador de LeBron James, al que imita con su inconfundible saludo a los fans, Tiafoe es el genuino talento del deporte estadounidense llamado a triunfar. Ya lo dijo Patrick McEnroe y esta temporada le está dando la razón.

Tiafoe, que nunca ha jugado en España como profesional, será uno de los cuatro jugadores de ese país que participen en el Barcelona Open Banc Sabadell pero, sobre todo, uno de los numerosos next gen que han de convertir este año el torneo en la meca del tenis del futuro.