Kitzbuhel: Thiem gana su tercer título ATP en 2019 y confirma su jerarquía en tierra batida | Barcelona Open Banc Sabadell
03/08/2019

Kitzbuhel: Thiem gana su tercer título ATP en 2019 y confirma su jerarquía en tierra batida

El austriaco Dominic Thiem, el campeón del último Barcelona Open Banc Sabadell, ha conseguido su tercer título ATP del año, que es el decimotercero de su carrera y el primero en Kitzbuhel, donde la gente le adora. En 2014 disputó su primera final en este torneo, el Generali Open, y cinco años después se corona campeón reafirmándose como el segundo mejor tenista del mundo en tierra batida después de Rafa Nadal.

Thiem ha derrotado a Albert Ramos, que mantenía una racha de nueve partidos consecutivos ganando. La final, resuelta en dos sets, 7-6, 6-1, ha sido más disputada de lo que indica el marcador y ha tenido un protagonista inesperado en la lluvia, que ha deslucido el choque al interrumpirlo en el momento más interesante.

Hasta la detención, en el décimo juego del primer set (5-4 para Ramos), los dos finalistas han manifestado abiertamente sus intenciones con un juego ofensivo que ha encandilado al público. La igualdad era enorme e incluso Ramos ha gozado de más oportunidades para romper el servicio del rival (5-2), aunque sin materializar ninguna.

Tras el parón de la lluvia, los dos aspirantes han alcanzado sin complicaciones el desempate, en el que el número 4 del mundo, que este año ha ganado en Indian Wells y Barcelona, ha impuesto su categoría con un aplastante 7-0.

La historia del segundo set ha sido parecida a la del tie-break. Thiem ha roto el servicio del catalán en su primer turno con el saque y luego lo ha vuelto a repetir en el sexto juego. El favorito del público se ha mostrado intratable. Todos deseaban un segundo triunfo de un tenista local, ya que el anterior databa de 1993 (Thomas Muster) y Thiem lo ha sabido hacer con su fabuloso tenis. 

Thiem se convierte en el tercer jugador que consigue tres títulos en 2019, al lado de Novak Djokovic y Roger Federer. El austriaco ha disputado cuatro finales y únicamente ha perdido la de Roland Garros, precisamente frente a Nadal.

Ramos concluye de manera espectacular este tramo de la temporada en tierra batida en el que ha sido semifinalista en Bastad, campeón en Gstaad y finalista en Kitzbuhel en tres semanas que han confirmado que su vuelta a la élite es una realidad.