Nadal logra en New York su séptima semifinal consecutiva en un Grand Slam | Barcelona Open Banc Sabadell
05/09/2019

Nadal logra en New York su séptima semifinal consecutiva en un Grand Slam

Rafa Nadal sigue ejerciendo su papel de gran favorito para el título del Open USA y esta madrugada se ha deshecho de un peligrosísimo rival como es el argentino Diego Schwartzman, al que ha derrotado en tres sets, 6-4, 7-5, 6-2 en una lucha abierta que les ha tenido en la pista casi tres horas. Nadal alcanza por octava vez las semifinales del torneo grande de New York. Su rival en la penúltima ronda será el italiano Matteo Berrettini.

Y aún más elocuente es el dato de que Nadal lleva siete torneos del Grand Slam consecutivos, desde Roland Garros 2018, siendo como mínimo semifinalista. Regularidad pasmosa al máximo nivel, algo al alcance ahora mismo únicamente de su mayor adversario, Noivak Djokovic.

Ya había avisado Nadal de la dificultar de ese choque ante “El Peque”, como se conoce en el circuito al tenista más bajo de la élite del tenis. El desarrollo del partido le dio la razón. En el primer set el argentino igualó 4-4 una salida en tromba de Nadal (4-0) que hacía presumir un partido más cómodo. Y en el segundo se repitió la historia: de un 5-1 para el español a un amenazante 5-5. 

Por si fuera poco, en el segundo set Nadal tuvo algunos problemas físicos que le obligaron a reclamar asistencia médica. “Me encuentro bien. Hoy era un día muy húmedo y todo estaba muy pesado. Sufrí algunos calambres al final del segundo set y principio del tercero, pero tomé algunas sales y todo se arregló. No pasó de ahí”, explicó al concluir el partido, a la 1.30 de la madrugada hora de New York.

Nadal tuvo que esforzarse al máximo, pero ya dice él que para ganar el torneo tienes que batir a los rivales más duros del circuito. Y Schwartzman lo fue. El mallorquín no estuvo tan acertado con el servicio, cometió más errores no forzados que winners y sólo convirtió siete de las 13 pelotas de break de que dispuso.

Mañana viernes, gran duelo semifinal ante Berrettini, rival con el que nunca ha jugado. El italiano, en el puesto 25 del mundo, ha ganado dos títulos en 2019, aunque curiosamente ninguno en pista dura (Budapest en tierra y Stuttgart en hierba). Es desde hoy el cuarto tenista de su país en llegar a la penúltima ronda en un grande. Antes lo consiguieron Adriano Panatta, Corrado Barazzutti y el año pasado, en Roland Garros, Marco Cecchinato.