Nadal se alía con la lluvia para ganar en Roma y recuperar así el número 1 del tenis mundial | Barcelona Open Banc Sabadell
20/05/2018

Nadal se alía con la lluvia para ganar en Roma y recuperar así el número 1 del tenis mundial

A veces la lluvia tiene un comportamiento decisivo en el tenis. Hoy ha quedado de nuevo demostrado en la final del Masters 1.000 de Roma. El partido entre Alexander Zverev y Rafa Nadal se hallaba en un momento crucial, con un set iguales y 3-1 para el tenista alemán en la tercera manga cuando el juez de silla ha tenido que interrumpir la final a causa de la lluvia. Iba a sacar Nadal para tratar de impedir que su rival se le escapara decisivamente en el marcador, pero primero ha tenido que aguardar a que amainara la tormenta.

La organización ha ordenado cubrir la pista central del Foto Itálico y al cabo de unos minutos han vuelto a salir los dos finalistas, que en los dos primeros sets habían protagonizado un extraño encuentro con parciales de 1-6 y 6-1, el primero favorable al número 2 del mundo y el segundo, al defensor del título, que ya llevaba un break de ventaja en la tercera manga.

Y allí ha aparecido el “fighting spirit” que ha caracterizado la carrera profesional de un Nadal indesmayable. Primero ha puesto el 3-2 con su servicio y más tarde, después de la interrupción, ha recuperado el break para poner el 3-3 que nivelaba la final.

Y a renglón seguido ya nada ha podido contener el vendaval del jugador mallorquín, que ha dominado los tres siguientes juegos desplegando el recital de juego de la primera manga. Total, 6-3 gracias a los cinco últimos juegos ganados por Nadal, que ha podido levantar su octavo trofeo de campeón en la capital italiana. Zverev, incrédulo, parecía no entender cómo se le había podido escapar la victoria.

Nadal, con esta victoria, vuelve a ocupar el número 1 en el tenis mundial de nuevo con 100 puntos de ventaja sobre Roger Federer, que le ha “guardado” esa posición de privilegio durante una semana. La lucha por el liderazgo mundial del tenis se volverá a repetir en Roland Garros, donde Nadal necesitará de nuevo ganar el torneo, su undécima triunfo en París, para seguir al frente del ranking ATP.