Pablo Carreño reaparece mañana en Auckland con el radar puesto en el Open de Australia | Barcelona Open Banc Sabadell
08/01/2019

Pablo Carreño reaparece mañana en Auckland con el radar puesto en el Open de Australia

“Tengo muchas ganas de volver a competir”, afirma Pablo Carreño, que se apresta a hacer su debut mañana en Auckand en la temporada 2019 frente a David Ferrer, que hoy ha dejado en la cuneta de la primera ronda del torneo al holandés Robin Haase. El tenista gijonés, como ha declarado en la edición digital de El Comercio, espera que las lesiones le respeten para tener un año más tranquilo en el que pueda recuperar el terreno perdido en el ranking ATP.

“Es muy difícil no tener molestias al final de cada temporada, pero desde que acabó mi calendario 2018 he trabajado muy duro para recuperarme de las últimas lesiones y espero poder tener regularidad en esta nueva temporada”, ha manifestado Carreño, que viajó a la ciudad neozelandesa el pasado jueves acompañado de su entrenador, Samuel López.

Este primer torneo de su programa es el primero en el que competirá estando bien al 100 por 100 y le ha de servir “para ir cogiendo ritmo para llegar bien al Open de Australia” que comienza el lunes.

Debido a esos problemas musculares, Carreño encadenó varios torneos del final de 2018 con resultados más que discretos: en agosto pasó una ronda en el Open USA para caer a continuación frente a Joao Sousa, en septiembre derrota frente a Benoit Paire en Copa Davis y en octubre tan sólo primeras rondas de Shanghai y París, batido respectivamente por Paire de nuevo y por Daniil Medvedev. Acabó el año en el puesto 23 del ranking después de haber estado más de una docena de semanas en el top-10.

Tras el Open de Australia, Carreño jugará en Córdoba, Buenos Aires y Río de Janeiro, tres torneos que se disputan en tierra batida. En marzo tiene los compromisos de Indian Wells y Miami y ya en primavera lo podremos ver en el Barcelona Open Banc Sabadell, donde el pasado curso hizo su mejor actuación en ocho años jugando las semifinales ante el griego Stefanos Tsitsipas.