Paso a la nueva ola | Barcelona Open Banc Sabadell
18/04/2019

Paso a la nueva ola

Los dos jugadores que más expectación levantan del cuadro de la fase previa que se sortea pasado mañana son los dos más jóvenes, uno de 17 años, campeón júnior de Wimbledon y Roland Garros en 2018, el taiwanés Chun Hsin Hseng, y otro de apenas 15, el murciano Carlos Alcaraz, plusmarquista de precocidad en el circuito ATP. Representan la última generación de candidatos al trono mundial en este deporte.

Tseng posee una tarjeta de visita que impresiona y una fecha de nacimiento, 8 de agosto, que no parece una casualidad. Ese mismo día nacieron, en distintos años, Roger Federer y Feliz Auger-Aliassime.

Forjado en el trabajo duro al lado de su familia, que poseía un negocio de venta de unas golosinas confeccionadas a base de tomates y frutas llamadas thangulu, que se insertan en un palo al modo de una brocheta -Lethua Night Market, en Taipei-, Tseng se ha convertido en un tenista que domina todos los fundamentos del juego, que sorprende por su garra y que recuerda en parte a su gran ídolo, Kei Nishikori. “Creo que es el mejor y sus resultados inspiran a miles de jugadores de toda Asia que queremos ser como él”, ha afirmado al ser preguntado por su deseo de convertirse en una estrella de las dimensiones del japonés.

Jason, como se le conoce entre sus compañeros, figura hoy día en el puesto 425 del ranking ATP y en este 2019 ha disputado su primer torneo del circuito gracias a una invitación que recibió del Miami Open. Pero tropezó con Joao Sousa, que le dejó en la cuneta en la primera ronda.

Desde los 13 años entrena en la Mouratoglou Tennis Academy en Francia y esta wildcard para disputar la fase previa del Barcelona Open Banc Sabadell será su presentación en España.

Carlos Alcaraz, que no cumplirá los 16 años hasta el 5 de mayo, es actualmente el número 501 del ranking ATP, siendo el jugador más joven de la lista oficial. En las últimas semanas, pese a su edad, ha disputado dos torneos challengers, uno en Villena y otro en Murcia, con un balance de tres victorias y dos derrotas, algo asombroso al tratarse de un tenista en formación.

Debido a su juventud, en el ranking aparece como el 25 mejor junior del mundo siendo todavía cadete. En Murcia declaró que su objetivo es situarse este año entre los 10 mejores júniors, ya que sabe perfectamente que es preciso ir quemando etapas y gestionar los tiempos con precisión. Este año el jugador de El Palmar debutará en su primer Grand Slam jugando el torneo júnior de Roland Garros.

Discípulo de Juan Carlos Ferrer y representando al Real Club Tenis Barcelona, Alcaraz reúne todas las condiciones para ser una estrella del tenis. De momento es el campeón de Europa sub-16 y ha ganado la Copa Davis júnior con España. Su actuación en la inminente fase previa ofrecerá más información de lo que el futuro le puede deparar.