Premio al Compromiso para la sostenibilidad turística de Barcelona Biosphere para el torneo | Barcelona Open Banc Sabadell
16/12/2019

Premio al Compromiso para la sostenibilidad turística de Barcelona Biosphere para el torneo

El Barcelona Open Banc Sabadell ha sido premiado con la distinción al Compromiso para la sostenibilidad turística de Barcelona Biosphere en reconocimiento a su modelo de turismo no agresivo, satisfaciendo las necesidades actuales de los asistentes al torneo sin comprometer a las generaciones futuras. 

Desde 1995, Barcelona Biosphere asesora y distingue a las empresas turísticas que apuestan por una gestión responsable y respetuosa con el medio ambiente, las condiciones laborales, la igualdad de género y la cultura, fomentando así un modelo de negocio más sostenible en la ciudad de Barcelona. 

Con el objetivo de reducir el impacto ambiental, el Barcelona Open Banc Sabadell ha puesto el foco en el reciclaje, siguiendo el movimiento Zero Waste, así como en la reducción del consumo de energía y de agua, la generación de residuos o la contaminación acústica y lumínica. También trabaja la organización en el impacto social del torneo, como la accesibilidad y la movilidad, la seguridad o el legado a la comunidad, y el económico, entre los que se encuentran los beneficios a las empresas locales, la innovación o la satisfacción. 

En este sentido, durante las dos últimas ediciones del torneo se utilizaron más 50.000 vasos compostables de maíz en cada una de ellas y en 2019 se declaró la condición de ´Non smoking event´. Además, se llevó un control exhaustivo de diferentes indicadores con la finalidad de calcular la huella de carbono para conocer exactamente el impacto que tiene el torneo en el medio ambiente. Esto supone un nuevo reto para la siguiente edición, en la que se prevé seguir creciendo en este ámbito.

El certificado Biosphere, que ha sido otorgado a 50 empresas españolas pioneras en la implementación de modelos sostenibles, establece criterios de calidad sobre el medio ambiente, la responsabilidad social, la conservación y preservación del patrimonio y la relación con el entorno, además de la satisfacción de los visitantes, entre otras cuestiones. Esta certificación garantiza un equilibrio adecuado a largo plazo entre las dimensiones económicas, socioculturales y medioambientales de un destino, reportando beneficios significativos para la propia entidad, la sociedad y el medio ambiente.

La entrega del premio tuvo lugar el pasado 9 de diciembre en el Recinto Modernista de Sant Pau en Barcelona y contó con una intervención a cargo del comisionado para la Agenda 2030 en el Ajuntament de Barcelona, Miquel Rodríguez.