Roberto Carballés pide paso tras su espectacular relanzamiento en Quito | Barcelona Open Banc Sabadell
12/02/2018

Roberto Carballés pide paso tras su espectacular relanzamiento en Quito

Tras su proeza de ganar el torneo de Quito con seis partidos ganados en siete días, Roberto Carballés se ha convertido en la nueva sensación del tenis español. La joven promesa en la que muchos aficionados concentraban todas sus expectativas hace algunos años ha resurgido nuevamente, ha vuelto al top-100 (hoy aparece en el puesto 76 del ranking ATP), se ha convertido en el noveno tenista de la Armada entre los 100 mejores del mundo y, por encima de todo, ha insuflado una brizna de aire al tenis de este país.

En la primera etapa de su carrera, Carballés se proclamó campeón júnior de Roland Garros en dobles en 2011 y disputó su primera final en el circuito en 2014, en el torneo de Casablanca. Eran los años en que se entrenaba en Barcelona y cuando la afición española le señalaba como uno de los herederos de Rafa Nadal.

Tras abandonar el top-100, Carballés, nacido en Tenerife pero granadino de adopción, dirigió sus pasos hacia la academia Equelite que dirige Juan Carlos Ferrero en Villena, desde donde ha podido proyectar nuevamente su carrera y volver a notar la sensación de poder volver a triunfar en el tenis. Tiene aún 24 años.

Quito y sus 2.850 metros de altitud ha sido el escenario de este relanzamiento, donde ha batido a dos top-50 como Paolo Lorenzi y Albert Ramos y ha conseguido su primer título ATP. No había ganado un partido en el circuito desde finales de febrero del pasado año en Sao Paulo (Joao Sousa). La final de ayer, con el nuevo Carballés y una estrella consolidada como Ramos, fue un prodigio de partido disputado por dos grandes especialistas en tierra batida.

“El partido ha sido durísimo, como varios de esta semana. En el primer set jugué muy bien. El segundo estuvo muy igualado pues Albert siempre está apretando, nunca deja de luchar cada punto, es un rival muy duro”, explicó ayer el granadino al canal Ecuador TV. Para Carballés, ha sido “increíble ganar el torneo” y sobre esos días en Quito dijo algo que ya es un clásico: “Ha sido la mejor semana de mi vida”.

Carballés se ha convertido en uno de los mayores atractivos del torneo de esta semana en Buenos Aires, donde debutará frente al inglés Kyle Edmund, una de las sensaciones del Open de Australia, donde alcanzó los cuartos de final.