Roger Federer inicia hoy en Rotterdam el asalto del número 1 del ranking mundial | Barcelona Open Banc Sabadell
14/02/2018

Roger Federer inicia hoy en Rotterdam el asalto del número 1 del ranking mundial

El debut de Roger Federer en el ATP 500 de Rotterdam se producirá no antes de las 7.30 de la tarde frente al belga Ruben Bemelmans, que procede de la fase previa y figura en el puesto 116 del ranking mundial. Esta semana y esta participación de Federer en el destacado torneo de la ciudad holandesa no van a pasar inadvertidas ya que si el tenista suizo gana tres partidos y accede a la ronda de semifinales recuperará el trono del tenis mundial después de cinco años y 106 días, el período más largo jamás registrado por un tenista entre dos etapas como número 1 del ranking.

Federer comienza su actuación en Rotterdam con un leve retraso de 155 puntos en relación a Rafael Nadal, que lleva ahora 167 semanas como número 1 y está a tres de John McEnroe, el tenista que le precede en la relación de quienes estuvieron más semanas al frente del ranking universal (Federer manda en esa lista con 302). Nadal esta semana, en plena recuperación, ha de descansar.

Tras Bemelmans, el suizo ha visto cómo su camino hacia el número 1 se ha ido despejando a medida que empezó el lunes el torneo. Primero con la victoria del alemán Philipp Kohlschreiber, su segundo adversario, ante el ruso Karen Khachanov, y después con la sorprendente derrota anoche del también suizo Stan Wawrinka, con el que se hubiera encontrado en los cuartos de final, rente al desconocido holandés Tallon Griekspoor, número 259 del mundo.

Con esos tres posibles triunfos, el viernes Federer disfrutaría del número 1 del escalafón y sería, a los 36 años, el jugador de más edad en la historia del tenis en mandar en el ranking ATP. Hasta la fecha el más mayor con ese privilegio había sido el estadounidense Andre Agassi, que en 2003 fue el mejor del mundo a los 33 años.

“Espero ser el próximo número 1, algo que sería increíble. Jugar por el primer puesto es ya genial independientemente de quien sea mi adversario. Seguro que será como una final de un Grand Slam, un gran partido”, dijo el lunes Federer al llegar a Rotterdam.

El suizo ha confesado que empezó a pensar en el número 1 mundial “después de jugar el Open de Australia”. “En Melbourne no pensaba en el ranking –ha añadido-, pero sí sabía que tenía flexibilidad en mi calendario de febrero para intentarlo. Ahora, tener la posibilidad de conseguir ese número 1 es realmente motivador”.